Se acaba el verano, sale el sol.

Se acaba el verano, sale el sol.

Después de una pausa en el blog por diferentes motivos, retomo con energía esta sana costumbre de compartir con quién dedique unos minutos mi humilde punto de vista dentro del sector.

Este ha sido un verano «movidito», con una carga de trabajo quizás algo inusual en años anteriores. El boom fotovoltaico sigue subiendo como la espuma, al igual que el coste de la electricidad, que al parecer está siendo un aliciente más para los particulares y empresas que deciden apostar por la energía renovable.

Tras unos meses en los que el teléfono no ha parado de sonar, las urgencias se multiplicaban por dos y todo parecía más urgente de lo normal, creo que es momento de parar y pensar.

Hay que recapacitar porque aunque a muchos les parezca un farol, las normas del juego han cambiado. Han cambiado porque la tendencia en los últimos años era que cada vez había más competencia entre los fabricantes de material y como consecuencia los precios bajaban. Esto ha dejado de ocurrir.

En los últimos meses el precio del panel fotovoltaico se ha multiplicado, los fabricantes de electrónica han incrementado sus precios y como puntilla final, los plazos se dilatan en el tiempo por problemas de stock. En resumen, es todo más caro y más lento. Aún así, el sector vive un momento como hacía tiempo que no se veía.

Desde mi punto de vista, creo que simplemente basta con aceptar los cambios que nos están ocurriendo. Reconocer que el precio de los equipos, como desde Bornay llevamos años diciendo, no es lo más importante. El precio, precio y precio ha dejado en parte de tener tanta importancia y ha dejado paso al plazo de entrega del material y también del servicio y valor añadido que seamos capaces de dar a nuestros clientes.

Esto son cambios que aunque nos está costando asimilar y nos repercute teniendo que trabajar más de la cuenta, de cara a un futuro pueden ser muy positivos para todos.

Como he dicho anteriormente, son unas reglas nuevas que hay que aprender a utilizar a nuestro favor y acostumbrarnos a trabajar con ellas de la mejor manera posible para beneficio de todas las partes.

Por mi parte, os deseo un buen comienzo de «año nuevo» post vacacional y que salga el sol para todos. En cualquier cosa en la que os pueda ayudar muchos ya sabéis dónde encontrarme, y si no es así, estaré encantado en que me contactéis.

Agradecimiento especial a Carolina Hernández por su ayuda y ánimos para seguir trabajando y compartiendo mi punto de vista en Los Lunes al Sol.

Esteban G Pascual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

contacto@loslunesalsol.es