Renovar la enseñanza

Renovar la enseñanza

La enseñanza es un pilar clave en nuestra sociedad. Es muy importante recibir una buena educación por parte de los familias y una enseñanza de calidad en las escuelas. Las generaciones vinientes serán un reflejo de lo que absorban durante sus primeros años, y la responsabilidad de que esto sea un éxito es de los que están ahora al «mando».

Mi mujer, profesora de profesión y también de vocación, me hizo un comentario hace un par de semanas que me hizo reflexionar sobre este tema. Me comentaba que dentro de la asignatura de Ciencias Naturales en los cursos de Primaria, tanto ella como sus colegas, echaban de menos más contenido de Energías Renovables.

Está claro que la formación a esas edades es muy genérica, y que tocan muchos temas y se especializan en pocos, ya que se pretende preparar al alumnado para cursos futuros. Aún así, pienso que un sector tan importante como el de las energías renovables, que está aquí para quedarse, merece algo más de atención. Estuve revisando libros de cursos comprendidos entre segundo y quinto de primaria y en el qué más mención se hacía a las energías renovables era una página y media. Una página y media en un libro de 225 páginas.

Como he dicho antes, está claro que el alumnado de primaria no debe especializarse en nada, pero indudablemente tendrá una mejor base sobre la materia si le aporta algo más de información.

Apuesta de futuro

Cuando yo cursaba primaria y secundaria, recuerdo que siempre se decía que la enseñanza de inglés era muy básica, incluso la impartían profesores que nada tenían que ver con este idioma. A día de hoy, y debido a la importancia de esta asignatura, me consta que cualquier alumno que termine la ESO con dieciséis años hablará mejor que la mayoría de mi generación con cuarenta.

En las energías renovables, imagino que irá por el mismo camino, ya que un alumno que crezca conociéndolas, tendrá mejor base para posteriormente desarrollar una carrera o formación académica relacionada con el sector si así lo desea.

Está claro que se necesitan profesionales formados. Los necesitamos para que esto no caiga en saco roto ni sea cosa de unos años. El contar con formación más especializada siempre será positivo para nuestra sociedad, y este sector no debe ser menos.

Es positivo ver cómo cada vez son más los cursos que se imparten y la formación a la que tenemos acceso. También las empresas de nuestro sector apuestan cada vez más por dar lugar a prácticas de alumnos que están finalizando su formación. Todo esto es gracias a la estabilidad que está cogiendo nuestro sector y a la clara necesidad de él frente al cambio climático. Como he mencionado en otros artículos, la energía renovable es parte de la solución. Por lo tanto, si los que la componemos estamos bien formados, mejor que mejor.

Está claro que un alumno de cinco , seis o diez años no tiene que especializarse en este tipo de energías. Pero también es cierto que cuanto mejor preparado esté para el futuro, mucho mejor. Y creo firmemente que en el futuro será imprescindible tener gente bien formada en la materia.

Muchas gracias un lunes más, y nos vemos la semana que viene.

Un abrazo!

Esteban G Pascual ☀️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

contacto@loslunesalsol.es