Energía Renovable frente al Cambio climático

Energía Renovable frente al Cambio climático

Que el cambio climático existe es una realidad. A estas alturas creo que muy pocos pueden negar lo evidente, por muchos intereses cruzados que puedan haber detrás de una opinión.

Llevo escuchando hablar del calentamiento global y del cambio climático desde que tengo uso de razón. Pero es cierto que, desde unos años atrás hasta ahora, noto que este fenómeno es mucho más palpable.

Cada vez es más frecuente que la naturaleza nos avise con lluvias torrenciales, huracanes u otros toques de atención. Es evidente que es su manera de decirnos que ya está bien y que algo tiene que cambiar, por el bien del planeta y el nuestro propio. Como leí hace poco en alguna red social «No hay planeta B», y tiene razón.

Si has dedicado dos minutos a cotillear el apartado -más de mí- en este blog, sabrás que me encanta el ciclismo. Pues bien, la semana pasada pude salir varios días de ruta con mi bicicleta, y ocurrió algo que me hizo reflexionar.

Las dos imágenes que muestro a continuación representan la idea que pretendo transmitir en este post. Y es que ambas fotos las tomé con menos de 48 horas de diferencia y apenas 100 metros la una de la otra.

En la primera recuerdo que salí vestido de corto y que al llegar a casa me sobraba toda la ropa. En la segunda, lógicamente iba abrigado hasta las cejas… La diferencia era aproximadamente de 22º.

Raro, ¿verdad? Aún más contando que estamos en pleno mes de marzo fallero aquí en la Comunidad Valenciana.

Los gobiernos mundiales lógicamente llevan años con programas y proyectos para mitigar este efecto. Posiblemente la acción más escuchada al respecto es la «descarbonización», que pretende eliminar el consumo de combustibles fósiles.

Estos combustibles emiten gases de efecto invernadero a través de su combustión. El problema se encuentra en que son combustibles como el petróleo, el carbón o el gas natural, que empleamos para generar energía .

La principal consecuencia de la descarbonización es el cierre de centrales térmicas de carbón y también de las nucleares. Hasta aquí todo correcto, pero no podemos vivir sin energía.

Es aquí donde una vez más encontramos la solución en las Energías Renovables. Por mucho que nos empeñemos, si no se apuesta en firme por instalaciones fotovoltaicas y eólicas que nos suministren energía no será posible prescindir de las otras fuentes y, por lo tanto, el problema permanecerá hasta que no haya vuelta atrás.

La energía solar está de moda, sí. Los gobiernos empiezan a darse cuenta, también, pero al final el camino lo deberemos de recorrer todos juntos y si alguien se sale del guión, costará mas avanzar y lamentablemente cada vez nos quedan menos oportunidades.

La alerta climática ha hecho que los gobiernos «planten las orejas», pero los ciudadanos también tenemos que estar atentos a lo que nos dice el planeta. Creo que las Energías Renovables han pasado de ser una alternativa a necesarias y van camino de convertirse en una obligación.

Tenemos las armas para seguir viviendo en este planeta muchos miles de años más, pero tenemos que decidir si sacarlas para luchar o que sigan guardadas debajo del colchón.

Esteban G Pascual ☀️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

contacto@loslunesalsol.es