El autoconsumo barato, sale caro.

El autoconsumo barato, sale caro.

Las instalaciones de autoconsumo residencial e industrial están de moda. Concretamente en nuestro país, tras la derogación del famoso «impuesto al sol», el cambio en esta práctica ha sido significativo.

Cada vez son más las empresas y particulares que apuestan por la sostenibilidad y rentabilidad de estas instalaciones. Es aquí, al igual que ocurre en todos los sectores en crecimiento, donde empiezan a aparecer nuevos actores.

Dentro de una instalación fotovoltaica podemos hablar de material, de dimensionado, de la empresa instaladora y de otros factores que más vale tener en cuenta si queremos que la instalación sea un éxito.

Detrás de cada instalación siempre hay un trabajo realizado por un grupo de profesionales.
Foto del equipo Jaime Signes, SL.

Es lógico que cuando algo funciona, o mejor dicho, empieza a funcionar, los profesionales quieran coger ese tren. Hasta aquí todo correcto, pero, ¿a qué precio hay que pagar ese billete?

Es común encontrarse intrusismo dentro de todos los sectores o gente que se recicla y emprende un nuevo rumbo. Esto último en mi opinión no está mal, siempre y cuando se cumplan unos criterios y normas que garanticen que la instalación cumple con todos los requisitos exigidos y no supone ningún riesgo.

Ahora bien, lo que estoy totalmente en desacuerdo es con aquel que entiende una instalación fotovoltaica como el que compra un martillo y una alcayata y se pone a colgar un cuadro en el salón. NO, la instalación fotovoltaica es algo mucho más complejo y debe seguir unas pautas que los profesionales del sector conocen.

La instalación conlleva una planificación, un dimensionado, una elección del material más apropiado para cada caso y a partir de ahí una instalación y legalización. Todo esto únicamente lo puede llevar a cabo un profesional, y a este, hay que pagarle como tal.

Día a día trabajo con instaladores de todas las partes de España, y tengo que decir que soy afortunado de trabajar con gente tan profesional y que en su mayoría me podrían dar un repaso en todos los aspectos técnicos. Unos saben más de unas cosas, otros de otras, pero ninguno está en el sector por casualidad.

Están los que llevan veinte años poniendo paneles encima de una cubierta y los que arrancan ahora, pero todos están capacitados técnicamente para ello.

Recientemente se ha informado que la UNEF va a lanzar un sello de calidad para instaladores de autoconsumo. Esto sin duda representará un salto de calidad en las instalaciones. Con este sello se da respuesta a las necesidades que el sector estaba demandando para su profesionalización.

Por otra parte está el caso del cliente final. Preocupa cada vez más el cliente final que intenta buscarse la vida para conseguir el material a un módico precio. Luego, claro está, buscará a alguien que se lo instale o incluso intentará hacerlo él mismo con algún tutorial de YouTube. Como dice un buen amigo mío, esto es como el que tiene tós y se rasca los huevos (con perdón).

Me sabe mal pero las instalaciones de autoconsumo no funcionan así. Como he dicho, son instalaciones que deben llevar a cabo instaladores capacitados para ello. Estos deben apostar siempre por materiales de calidad y cumplir con todas las garantías necesarias. Solo así seguiremos profesionalizando nuestro sector y creciendo como Dios manda. Todo lo que sea saltarse los pasos o romper algún eslabón de la cadena (cliente final – instalador – distribuidor – fabricante) no traerá nada bueno.

Ten en cuenta que hablamos de la electricidad de tu hogar o industria y un valor tan importante para ti bien merece una instalación en condiciones.

En definitiva, si estás pensando en llevar a cabo una instalación fotovoltaica, sin duda la mejor decisión es que te pongas en buenas manos, y si no conoces a alguien pregúntame, que sé de unos cuantos 😉.

En este caso más que nunca, te puedo asegurar que «lo barato, sale caro».

Muchas gracias por tu tiempo y me gustaría que dejarais vuestra opinión sobre este tema en comentarios.

Un saludo!

Esteban G Pascual ☀️

2 comentarios en «El autoconsumo barato, sale caro.»

  1. Merece la pena invertir en una instalación de paneles para una segunda vivienda en la que se pagan más de diez meses solo por la potencia instalada ya que los tros dos meses es cuando se consume algo.?

    1. Buenos días Emilio y muchas gracias por tu comentario. Si lo orientamos desde el punto de vista económico, en una segunda residencia la amortización resultará más difícil, ya que como bien dices se suele carecer de consumo durante la mayoría de meses y el mínimo por potencia instalada se va a seguir pagando a la compañía eléctrica. Estate atento a posibles ayudas en tu Comunidad Autónoma para instalaciones de energía renovable y a las deducciones en el IBI que pueden hacer algo mas rentable la inversión y además ayudarás al planeta con energía mas limpia durante tus meses de verano 😉
      Te dejo un ejemplo de instalación residencial https://loslunesalsol.es/autoconsumo-residencial-5-kw/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

contacto@loslunesalsol.es